Martes, 12 de Mayo, 2020

La industria de la iluminación estudia las aplicaciones de la luz ultravioleta para desinfectar y acabar con el COVID19 sin dañar la salud de las personas

La Industria de la Iluminación representada por ANFALUM ha creado un nuevo grupo de trabajo para analizar las aplicaciones de la luz ultravioleta. Un tipo de iluminación que ha aparecido últimamente en la prensa diaria por su utilidad como desinfectante contra el Covid-19, pero que tiene consecuencias en la salud de los seres humanos.

La Organización Mundial de la Salud se ha mostrado tajante indicando que las lámparas ultravioletas sólo se pueden usar en lugares públicos vacíos. En este mismo sentido se manifestó el Consejo General de Enfermería de España, donde advierten del uso de esta iluminación sin medidas preventivas adecuadas, ya que puede provocar quemaduras, cáncer, daños a la córnea o a la percepción de los colores, etc.

Tal y como sostiene Alfredo Berges, director general de ANFALUM: “Estamos ante un tipo de luz que no sirve para iluminar, y que sólo un uso controlado permite higienizar el ambiente. A través del grupo de científicos, y de la experiencia de los fabricantes de iluminación, se podrán adelantar los avances que arrojen estas investigaciones. De este modo, evitaremos perjuicios a los seres humanos, eliminando del mercado los equipos que no cumplan los mínimos requisitos de seguridad”.


En el metro de Nueva York
La Autoridad de Transporte de Nueva York ha anunciado esta semana un nuevo programa de desinfección para los vagones de metro y los autobuses con lámparas ultravioleta de alta potencia. Tal y como informa Gizmodo, la idea es matar al virus sin dañar a los pasajeros. Para ello usarán radiación ultravioleta. Esta radiación destruye las células causándoles un cáncer fulminante. Por eso en altas dosis es cancerígeno. Para que no cause efectos negativos en los ciudadanos, Nueva York va a usar un espectro específico de la radiación.


Frenar la información imprecisa
El nuevo grupo de trabajo se crea con el fin de aprovechar las propiedades bactericidas de la iluminación UV-C, y frenar la falta de información precisa, sin argumentos científicos ni técnicos, unida a la falta de Especificaciones y Normas que garanticen la seguridad del uso de luz ultravioleta.

ANFALUM coordinará el grupo uniendo la voz de expertos de laboratorios de ensayos de España, de investigadores del ámbito universitario, junto a la experiencia y conocimientos de los fabricantes y a la Asociación Española de Normalización UNE; a los que se unen la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización, AFEC. Todo el trabajo de equipo estará sometido al criterio de los Ministerios de Sanidad y de Industria, Comercio y Turismo, con los que se mantiene un contacto permanente.


Estafas
Boticaria García, una reconocida farmacéutica con blog propio, lanza un mensaje de apoyo y de cariño a todas esas personas que tienen comercios y que están intentando desinfectarlo como pueden para que no sean víctimas de estafas.

La experta explica que existen hasta tres tipos de radiación ultravioleta. La ultravioleta A es la responsable de las alergias solares y de que nos salgas arrugas y otros signos del envejecimiento como las manchas.

Por otro lado está la ultravioleta B. Este tipo de radiación hace que nos pongamos morenos, pero también pueden provocar quemaduras y cáncer de piel, como la A, por lo que es necesario ponerse protección solar en verano.

Por último se encuentra la ultravioleta C, que es la más energética y la que se puede cargar el coronavirus ya que, como afirma Boticaria, por lo menos, "se ha cargado a los anteriores virus porque destruye su material genético": "Los achicharra".

Eso sí, este tipo de radiación, al ser tan potente, no solo destruye los microorganismos sino también puede ser dañina en contacto con la piel y los ojos. "Cualquier cosa que se cargue al bicho se puede cargar nuestras células", destaca Boticaria, que explica que "igual que no podemos beber lejía aunque se cargue al coronavirus, tampoco podemos exponernos a la luz ultravioleta C porque también nos achicharraríamos".


Desinfectar sin dañar a las personas es posible
Consciente de su poder para dañar la salud de las personas si no es bien utilizada, ya existen fabricantes, como Dinuy, que han desarrollado productos eficaces para la desinfección contra el coronavirus e inocua para las personas.

Los nuevos detectores DM TEC IV1 y DM TEC IV8 apagan el sistema de iluminación de forma inmediata, cuando detectan que entran personas en la zona de trabajo UV. Una vez que se apaguen las lámparas germicidas UV, se retrasará el encendido de las mismas entre 1 y 20 min (ajustable), antes de que vuelvan a conectarse y sigan con el proceso de desinfección de microorganismos.

Son productos, por tanto, que sirven para el apagado de la Luz Ultravioleta que se está utilizando en estancias como hospitales, comercios, consultorios mecidos, oficinas, locales comerciales… para la desinfección del mismo.
Leer 259 veces


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio