Lunes, 22 de Octubre, 2018

Pasos claves en el reciclado de residuos eléctricos

El Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos entró en vigor el pasado 15 de agosto ampliando la obligatoriedad de reciclar a nuevos productos, principalmente de carácter profesional, entre ellos material eléctrico que anteriormente no estaba incluido. Además, de las diez categorías existentes se reducen a siete.

Como ejemplo, cabe destacar que entre los grandes aparatos se incluyen bombas, motores eléctricos, generadores, transformadores, cuadros eléctricos y maquinaria de producción industrial o robótica. Asimismo, en la categoría Pequeños Aparatos se incluyen interruptores, regletas, enchufes de corriente, de teléfono o de antena de televisión, termostatos o controladores telefónicos o de climatización.

¿Qué debe hacer el instalador con la entrada en vigor de este nuevo Real Decreto?

La operativa no cambia, pero sí el papel del instalador que se convierte aún en más protagonista de un proceso clave para evitar la contaminación del entorno natural y del medioambiente.

En este sentido, el instalador cuenta con diferentes opciones de recogida para poder dar cobertura a las necesidades de cualquier usuario, gracias al sistema de ECOLUM:

·         Dispone de una amplia red de almacenes de material eléctrico donde depositar el residuo orientada principalmente a PYMES y autónomos.

•     Ofrece la posibilidad de recoger el residuo in situ, en el lugar de generación del mismo, para lo que acuerda con el cliente la colocación de algún tipo de contenedor o bien, otro formato de recogida.

•     Colabora con las administraciones para la recogida de residuos domésticos en instalaciones municipales, lo que conocemos como puntos limpios, ecoparques o deixallerías.

ECOLUM es consciente de que el instalador es una pieza fundamental en este proceso, y por ello, quiere hacer llegar a todo el colectivo los beneficios que el profesional obtiene al colaborar con la entidad, más allá de garantizar el cumplimiento del RD 208/2005, que obliga al instalador a entregar el aparato eléctrico y electrónico una vez deje de tener utilidad, es decir se convierta en residuo, en los puntos habilitados por los SIG (Sistemas Integrados de Gestión) para su correcta gestión. En este sentido, señala que el instalador podrá obtener certificados conformes con las Normas ISO, EMAS, solicitar un Certificado de Entrega del residuo en el momento de la entrega del mismo en los CRT, recibir información y formación continuada por parte de Ecolum, así como participar activamente en campañas de comunicación promovidas por la Fundación.

Siguiendo este mismo objetivo, en el marco de EFICAM, ECOLUM firmó un acuerdo con APIEM para fomentar la gestión de los residuos de alumbrado y material eléctrico, a través de los canales que ofrece la Fundación ECOLUM, con un sistema de puntos que darán lugar a una serie de incentivos para el profesional instalador. Con este acuerdo, se pretende concienciar sobre la responsabilidad que tiene la figura del instalador en la recogida de RAEE, así como fomentar que dicha recogida se realice de forma legal y controlada.
Leer 153 veces


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio