Lunes, 7 de Mayo, 2018

La domótica y la robótica, una de las necesidades formativas del colectivo de instaladores

El Informe de la Prospección y Detección de las necesidades formativas 2017 del Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE) pone de manifiesto que la domótica, la robótica, los conocimientos de la alta tensión caliente, la aparamenta eléctrica, la iluminación LED o el vehículo eléctrico son algunas de las necesidades formativas detectadas en competencias técnico profesionales dentro del sector de la electricidad y electrónica.

El conocimiento de idiomas, ofimática y TIC, conocimientos financieros, jurídicos o de funcionamiento de las Administraciones Públicas son otras de las necesidades detectadas dentro de las competencias transversales.

El informe también pone de manifiesto que la tendencia en su conjunto es de mantenimiento del empleo con un ligero incremento, aunque “hay cierta incertidumbre sobre la tendencia del sector entre los distintos tipos de energías renovables o tradicionales, vehículos eléctricos o hibrido”.

El SEPE considera que el futuro de esta familia profesional en general se valora positivamente, en especial para perfiles muy cualificados, polivalentes y con actitud positiva. Estas profesiones en general requieren más horas de prácticas en la empresa en sus etapas formativas, tanto para desempleados como para ocupados”.

Asimismo, indica que la Robótica inteligente, automatización de procesos, ciudades inteligentes, sensórica, visión artificial, internet de las cosas, fábricas inteligentes, redes de comunicaciones, tele gestión, eficiencia energética y de los materiales, etc. son campos en pleno desarrollo.

Respecto a la movilidad, el estudio indica que estos grupos profesionales, principalmente los técnicos, pueden trabajar en el sector energético (EERR) instalaciones fotovoltaicas, en mantenimiento industrial, electromecánica. En cuanto a los Operarios cualificados, son grupos ocupacionales que por sus características y con el apoyo de formación para el empleo pueden adaptarse perfectamente a cierta movilidad ocupacional hacia áreas del mantenimiento en general: edificios, empresas, almacén, etc.

La construcción, estabilizada pero lejos de los valores de antes de la crisis

El sector de la construcción parece que se está estabilizando, aunque está todavía muy lejos de los valores que tenía antes de la crisis. La actividad con mejor comportamiento es la construcción especializada, principalmente relacionada con la rehabilitación, aunque hay que destacar que en algunas zonas geográficas se ha reactivado ligeramente la construcción de edificios, con un aumento de obra nueva. Se caracteriza por tener un alto volumen de trabajadores por cuenta propia, cifra especialmente relevante en el ámbito de la construcción especializada, aunque va perdiendo peso.

“La construcción de edificios continúa recuperando empleo. Las cifras interanuales son de un crecimiento superior a la media, aunque está lejos de alcanzar las cifras de 2009. Los trabajadores autónomos representan casi un tercio de los profesionales de la actividad y también han tenido una evolución positiva. Este dinamismo del sector está teniendo lugar principalmente en grandes núcleos urbanos”, indica el estudio.

Este informe, que ha contado con la colaboración de técnicos de APIEM, contiene las ocupaciones con mejor situación en el mercado de trabajo (estatal y territorial) y un diagnóstico de sus necesidades formativas actuales y de las tendencias y previsiones que permitan identificar los objetivos de atención prioritaria en la programación de la oferta formativa.

 

 

 

 
Leer 76 veces


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio