Viernes, 15 de Noviembre, 2019

El uso del ventilador en modo invierno supone un ahorro en calefacción de hasta un 30%

  • La climatización del hogar se logra con un equilibrio entre una fuente de calor y la distribución del mismo
  • El modo invierno del ventilador hace que el calor acumulado en el techo se distribuya por la estancia aumentando el confort
  • Los ventiladores con motor DC consumen hasta un 60% menos de energía que aquellos con motores AC

Con la bajada de temperaturas de otoño llega el momento de aclimatar el hogar para el invierno. La combinación de la calefacción con un ventilador en modo invierno puede suponer un ahorro en calefacción de hasta un 30%. ¿Sabes por qué?

La media estándar para interiores en los meses de invierno se establece en los 21ºC y para lograrlo lo mejor es encontrar un equilibrio entre una fuente de calor y la distribución del mismo. Los ventiladores de techo en modo invierno hacen que el calor baje y podamos aprovecharlo para la climatización. El aire caliente tiende a acumularse en las zonas altas y con el movimiento de las aspas invertido logramos redistribuirlo en la estancia, mejorando así la sensación de confort.

Además, si contamos con un ventilador con motor DC lograremos un mayor ahorro ya que consume menos energía que los motores AC. “Tengamos el ventilador que tengamos reduciremos el gasto en calefacción si usamos su modo invierno, no obstante, un ventilador de techo DC consume hasta un 60% menos de energía que los clásicos AC. Además, ganaremos también en silencio”, afirma Antonio Viñuela, Director comercial en SÛLION.

El mercado ofrece innovadores modelos con motor DC como el primer ventilador sin aspas: Rubik, un ventilador centrífugo que esconde un concepto novedoso por el que absorbe el aire desde la parte central creando una distribución homogénea del mismo en el espacio. Asimismo, tiene una doble iluminación que permite dinamizar la temperatura de color de la luz de cálido a frío.

La ventilación circadiana con iluminación LED y temperatura de color regulable influye directamente en el bienestar y confort. Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que experimenta nuestro cuerpo durante las 24 horas del día en función de la temperatura de color que ofrece la luz natural.

Los ventiladores de techo con iluminación LED, como Rubik, cumplen una doble función: iluminar y favorecer la climatización, pues ayudan a la circulación de aire y la ventilación de la estancia. El modo invierno evita que el aire se estanque y se creen atmósferas cargadas no muy saludables. La climatización de un espacio depende de muchos factores no únicamente de la calefacción. Las corrientes, la humedad, el número de personas que están habitualmente en la estancia, etc. influyen a la hora de aclimatar.

Otro punto a favor de los ventiladores de techo en invierno es el espacio y la seguridad. A diferencia de estufas y radiadores, los ventiladores de techo son un dispositivo que no ocupan espacio hábil y no corremos peligro en caso de dejarlos encendido al irnos a dormir o al salir de la vivienda.
Leer 187 veces


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio